PORTADAS LIDER-11

Cuarentena Financiera

Si has estado endeudado, si nunca has tenido deudas, o si te estás endeudado, sabes que el sentimiento no es nada agradable, en algunos casos puede ser completamente devastador física, emocional, mental y hasta espiritualmente hablando… Estamos viviendo una crisis sanitaria, que está derivando en una crisis financiera a nivel personal, familiar, empresarial, nacional y mundial.

Visto así el panorama no parece nada positivo, la incertidumbre y la falta de control que tenemos sobre la situación está creando ataques de pánico, estrés, enojo y sobre todo un sentimiento de impotencia terrible.

Pero, si analizamos el problema con la mente fría y desde una postura racional, nos daremos cuenta de que el panorama aunque si es grave, tiene solución, y la solución está completamente dentro de tu control, todos y cada uno de los que hemos sido afectados por esta crisis del coronavirus, tenemos la forma de restaurar la crisis financiera que el virus ha ocasionado.

El primer paso para resolver cualquier problema es conocerlo. ¿Qué está pasando? La gente se ha tenido que quedar en su casa para evitar agravar la crisis sanitaria. Esto ha generado que muchos comercios y empresas tengan que cerrar temporalmente… Y el gran problema es que muchas personas y familias han visto sus ingresos disminuidos, en muchos casos se han quedado sin ingresos.

¿Qué pasa cuándo alguien se queda sin ingresos? La vida de ese alguien sigue, y al seguir esto le cuesta dinero. Entonces ese alguien se endeuda. Esa deuda puede tomar muchas formas.

Ya sea que haya pedido prestado a un familiar o amigo para seguir manteniendo su vida y la de su familia, o que le deba dinero a las tarjetas de crédito o que haya dejado de pagar algunas cosas (como renta, agua, teléfono, etc) para tener dinero para comprar cosas de primera necesidad (como alimentos o medicinas).

El centro del problema es que al terminar la pandemia la gran mayoría de las personas tendrán algún tipo de deuda. 

¿Qué tan grande será esa deuda? ¿En cuánto tiempo podremos salir de ella? Las respuestas dependen mucho de cómo nos comportemos durante la crisis e inmediatamente después.

Si bien mucha gente estará endeudada, en la medida que se tomen las medidas correctas, esa deuda podrá ser relativamente fácil de resolver. Pero si no se maneja correctamente muchas personas y negocios tendrán grandes problemas e incluso llegarán a quebrar.

¿Qué hacer?

Te vas a endeudar, no te espantes. NO es bonito, no es cómodo, ciertamente no es agradable, pero tiene solución. Sigue estas recomendaciones y verás cómo tu crisis financiera se resuelve mucho antes de lo que imaginas.

Durante la crisis sanitaria.

  1. Mientras el virus siga rondando por el mundo, la realidad es que no podemos hacer más que lavarnos las manos y salir de casa lo menos posible. Cuida tu salud, come sanamente, y mantén una actitud positiva, el estrés es de lo más dañino para tu cuerpo.
  2. Reduce tus gastos al mínimo, mínimo, mínimo. Gasta únicamente en cosas de absoluta primera necesidad. Comida, medicinas, luz, internet (este será muy necesario para el siguiente punto).
  3. Si puedes seguir de alguna manera con tu trabajo o negocio desde casa hazlo.
  4. Utiliza tu tiempo en casa para aprender alguna habilidad que te pueda dar dinero en cuanto la crisis termine. Existen infinidad de cursos en línea, videos tutoriales, etc. Todo lo que quieras aprender lo puedes hacer. Tu creatividad es el único límite.
  5. Prepara un plan paso a paso, junto con tu familia para salir de la crisis financiera en cuanto pase la crisis sanitaria.

Después de la crisis sanitaria, si tu ingreso NO se vio afectado:

  1. Gasta, gasta y gasta…
  2. Sal a comer a restaurantes.
  3. Ve al cine.
  4. Sal con tus amigos a bares.
  5. Compra boletos para algún espectáculo.
  6. Planea tus siguientes vacaciones y comienza a pagarlas.
  7. Si tu ingreso no se vio afectado ayuda a reactivar la economía.

Si tu ingreso SÍ se vio afectado:

  1. Haz un presupuesto semanal y mensual de gastos reducido al mínimo, mínimo, mínimo.
  2. Destina dos o tres horas de tu día a generar dinero extra. No tiene que ser mucho, pero sí algo adicional a lo que ya ganabas.
  3. Haz una lista de todas tus deudas y pagos pendientes. Ordena tu lista de lo más urgente a lo menos urgente.
  4. Con lo que estás recortando en gastos y el dinero adicional que estás ganando tendrás un excedente. Ese dinero que te “sobra” en realidad NO te sobra, destínalo a pagar tus deudas.
  5. Cuando termines de pagar, comienza a gastar para reactivar la economía, obviamente gasta sin endeudarte.
  6. Destina una parte de tu ingreso a ahorrar un fondo de emergencias, así no volverás a encontrarte en una situación similar en el futuro.

El problema de las deudas tiene solución, no importa qué tan profundo parezca el hoyo económico, siempre hay forma de salir de él. Lo importante es tomar el control de nuestras finanzas desde ahorita y prepararnos para la deuda que de alguna manera nos va a golpear a todos… pero también todos, absolutamente todos, tenemos la capacidad de sobreponernos, aprender algo, hacernos más fuertes, más inteligentes y más previsores para el futuro.

Aprovecha tu tiempo ahora que vas a estar más en casa y si quieres saber como salir de tus deudas puedes leer este libro:

Utiliza el código promocional: LEOENCASA en cecyrendon.com para descargar de forma gratuita el e-book de “Escápate de las Deudas”. Estoy segura de que te ayudará muchísimo en estos tiempos de incertidumbre financiera.


Y recuerda hacer la mayor cantidad de compras posibles en pequeños comercios, son los que más apoyo necesitan.

2 Respuestas

Deja un comentario

Tu email no será público. *Estos campos son obligatorios.